17 febrero 2006

Mi impresión de las mujeres

Como ya dije, a la edad de tres años ya había comenzado el colegio y ya había tenido dos experiencias clave con las mujeres.

A todo esto, justo enfrente de mi piso se acababa de mudar una familia compuesta por los padres, un hijo y dos hijas. Del hijo no guardo memoria pero de las hijas sí. Repentinamente, dos féminas se habían colocado justo enfrente de mi vida a una taza de azúcar de distancia.

La que más me atraía tenía unos dieciseis años y yo entonces no entendía por qué pasaba de mí de una forma completamente bestial, aunque ya mi corazoncito empezaba a vislumbrar que entre los objetivos de una adolescente con bastantes pretensiones, no se encontraba el de hacerle caso a un niño de tres años que la miraba como si estuviese muy enfermo del tiroides, con los ojos muy abiertos y desorbitados.

La otra hermana tenía más o menos mi edad pero a mí me espeluznaba. Portaba a la sazón unos vestidos cortos casi a nivel de la sínfisis púbica, con unas braguitas de ganchillo subidas por encima del ombligo que siempre estaban manchadas de negro en la zona de asiento. Además llevaba el pelo recogido con hierros por todos los lados y las uñas pintadas a retazos de un color rojo vivo.

Tanto la hermana mayor que siempre estaba de mal humor, como la pequeña que sólo se holgaba en hacerse obedecer por mí, jamás sonreían. Tenían el aspecto de esos profesionales que se toman muy en serio su cometido. Con ellas, además de estas apreciaciones, aprendí que las chicas olían diferente, entre un olor a colonia de niño y un olor dulzón muy típico que se quedó grabado en mi recuerdo para siempre...

Continuará...

27 Homo sapiens:

Blogger Wendyqueridaluzdemivida dice...

¿Como a polvos de talco?

Besos de juguete.

10:29 a. m.  
Blogger papa pan dice...

No, es un olor especial, deben ser las feromonas, mi agudísimo olfato infantil las detectaba, ahora debe ser mi subconsciente, mi imaginación, o mis recuerdos, pues aunque tengo ese olor presente no lo he vuelto a oler.

Besos de lavanda.

10:32 a. m.  
Anonymous yoenmimundo dice...

uyyy esq a través del olfato se pueden crear recuerdos q duren toda la vida compañero! y hay olores muy especiales

10:38 a. m.  
Blogger papa pan dice...

Sí, y lo más curioso es que persisten en la memoria como si los estuvieras oliendo en este momento. Al fin y a la postre el olfato es el sentido más antiguo.

10:50 a. m.  
Anonymous yoenmimundo dice...

..y esencial aunq le dejems en un segundo plano dándole tanta importancia a otros. Ls niños también tenían un olor especial! lo siguen teniendo...XD

11:18 a. m.  
Blogger Cirene dice...

Una pregunta tonta ¿siguen siendo vecinas o te mudaste? yo tenia un vecino de pequeña, que siempre llevaba la vela del moco colgando, ahora que ya no es mi vecino pero que le veo de vez en cuando, es un tio cachas (de gimnasio) y hasta tiene su aquel...hmmmmmm que cosas, pero todos los chicos etaban enamorados de mi vecina del segundo que era la tia mas maquillada y perfumada del mundo mundial, yo le tenía una envidia en aquella epoca, claro que ella tendría ventimuchos años y yo no llegaba a diez, ahora será una Señora cincuentona.

11:30 a. m.  
Blogger Súcubo dice...

ais, las vecinitas, los olores, los polvos... de talco XD


A esa edad yo le robaba los ponis del pinipon a mi vecina, me comia las aspirinas infantiles a urtadillas, tiraba la comida por la terraza... endevé que precoz soys.
salakabula chachicomula dibidibabidibum!

11:44 a. m.  
Blogger Kilian dice...

Tío, me han entrado escalofríos y todo con la descripción, ahora voy a tener pesadillas imaginándome a la hermanita pequeña...ay, qué angustia más grande...
Saludos ;)

11:55 a. m.  
Blogger Flu dice...

Brrr....
Yo de pequeña no era así, más que nada porque no llevaba bragas... xD

12:47 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Yoenmimundo, sí, olor a tigre siberiano, sobre todo después de la clase de gimnasia.

Cirene me mudé y no las volví a ver, pero eso es otra historia...

Súcubo qué recuerdos ¿aspirina infantil? Ay, por ahí se empieza. Yo me bebía el jarabe de la tos a morro.

Kilian tú imagínate a la novia de Chucky pero a la española.

Flu espero que tus vestiditos floreados fueran un poquito más largos que los de mi vecina.

11:20 p. m.  
Blogger Súcubo dice...

el que sabia a fresa!!! jajaja
la verdad es q comi pocas, un dia le pregunte a mi madre:

-Dozi, zi te comez una azpirin zin que te duela la cabeza te muedez?
-SI!!


casi me meo encima... cuanta crueldad (seguro q se estuvo descojonando de mi un mes)
besos!!

11:55 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Súcubo, sí es crueldad sí. Un día mi madre puso aguarrás en la botellita del jarabe y yo la cogí y pegué un buen trago. Desde entonces no bebo nada sin antes olerlo.

11:03 a. m.  
Blogger papa pan dice...

¿Hablabas así? Para comerte.

11:06 a. m.  
Anonymous yoenmimundo dice...

jarabe? no sería uno rojo dulzón q se llamaba toscal?? entre ls atracones a aspirinas infantiles y ls chupitos de jarabe... así estamos!!.
Me quedo más tranquila sabiendo q no era la única politoxicómana.

11:44 a. m.  
Blogger Flu dice...

Mis vestiditos floreados?
Pues supongo que serían de la misma altura, pero a mi es que me gutaba tener el potorro libre... xD

3:10 p. m.  
Blogger Súcubo dice...

joe lo de tu madre es mas fuerte jajaja!!!
la verdad es q no recuerdo si hablaba asi o no... pero pa comerme si q estaba, mas mona y mas buena, como cambian las cosas!!

Tu serias un bicho!!

6:13 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Yoenmimundo, sí, era rojo, dulzón y tenía un regustillo a alcohol, estaba que te pasas.

Flu, esa es una faceta de Mafalda que yo nunca hubiera sospechado.

Súcubo, que va, era un panoli, pero eso sí, muy observador, me pasaba el día inventando armas, pero como tenía cara de bueno, nadie me controlaba, un día casi explosiono el barrio, y otro casi prendo fuego a la casa de un amigo. Me gustaban mucho los experimentos.

7:17 p. m.  
Anonymous Jelen dice...

Me ha dado verdadero asco la descripción de tu vecina pequeña, aunque no he entenddo lo de los ganchos en la cabeza, me la he imaginado en plan perro de laboratorio.
Besos ...de los muy cafeteros

11:06 a. m.  
Blogger papa pan dice...

Jelen, los hierros son las miles de horquillas que llevaba, para formar un moño que siempre estaba deshecho. Y ahora que lo pienso a mí también me da un poquillo de asco.

Espero que este lunes pase raudo cual centella y te coloque en un esperanzador martes. (Ciudadanos en pro de la semana de seis días). Besos.

11:10 a. m.  
Anonymous Jelen dice...

Este lunes va viento en popa, he de decir que estoy pasando del trabajo y tengo una interesantisima conversacion de messenger, de lo mas divertida. Alquien se apunta?

12:01 p. m.  
Blogger Flu dice...

Ejem, ¿Mafalda no se ponía bragas?

6:19 p. m.  
Blogger Cattz dice...

Yo con lo que no podía contenerme era con el calcio, el que vendían en botellas de cristal en las farmacias... Qué rico estaba...

7:43 p. m.  
Anonymous Jelen dice...

si que rico el calcio cattz yo lo deboraba también, eso y el codipron, pra la tos, lo tomabais?

10:45 a. m.  
Blogger Nepomuk dice...

Yum-yum... si llegaste a olerlas es que cerca estabas, papapanggg. Así que... doy por hecho que es un continuará feliz de comer perdices y todo eso.

10:17 p. m.  
Blogger Wendyqueridaluzdemivida dice...

Por dios!!!! vuelve!!!

2:27 p. m.  
Blogger reve dice...

Jo... dónde estás??

4:10 p. m.  
Anonymous Jelen dice...

que pasa contigo?donde te metes?

4:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home