29 enero 2006

Autochantaje, qué placer.

¿Quién no se ha sentido chantajeado alguna vez? Yo creo que todos, pues hay personas que son maestras en hacerte sentir que les estás estropeando la vida simplemente por el hecho de saludarlas por la mañana. Estos artistas de la oportunidad, estos llorones acostumbrados a salirse siempre con la suya, abundan en el medio facilón en el que nos movemos.

Pero hay alguien que es mucho peor que estos individuos abyectos y advenedizos que se aprovechan de que hay bastante gente por el mundo con sentimientos. Son aquellas personas que estúpidamente se hacen chantaje a sí mismas, soportando situaciones que si observaran desde fuera, se plantearían como absurdas e inviables en continuidad. Esta clase, a la que pertenezco, se autoalimenta engordando con el tiempo y consiguiendo cronificar situaciones que sería muy deseable enterrar si no fuera por la propia sensación de culpabilidad que ellos mismos se crean.

19 Homo sapiens:

Blogger papa pan dice...

Puñetera educación católica...

6:03 p. m.  
Blogger reve dice...

Y mira tú que yo educación católica ninguna... y aun así me veo en el segundo párrafo clarísimamante...

6:45 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Sí, ¿verdad que a veces entras de puntillas, sin hacer ruido, sin querer molestar?
No es una educación religiosa, es un sentimiento de culpabilidad colectivo, que nos graban a fuego.

Bienaventurados los que crecen en verdadera libertad, porque nunca pensarán en estas gilipolleces.

8:16 p. m.  
Blogger Súcubo dice...

AMEN!!

8:29 p. m.  
Blogger terminus dice...

Te regalo mi vida anterior, era así. Bueno... todavía queda algo, cada vez menos.

¡A vivir!

Abrazo

Edu

8:30 p. m.  
Blogger Wendyqueridaluzdemivida dice...

Pues a mi el primer párrafo me ha hecho llorar de la emoción. No soporto la gente que se quiere salirse con la suya a fuerza de llorar y dar penita.

La verdadera libertad no existe, no te engañes. Todos nos regimos por normas culturales la mitad de ellas absurdas...que asco, ¿verdad?

Un beso, papa pan (para mojar)

11:50 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Súcubo, se te notan las visitas al monasterio, ojo que todo se pega.

Terminus, hay cosas que no se pueden cambiar de la noche a la mañana y a lo mejor no interesa.
Lo importante es darse cuenta.

Mi querida Wendyquerida, la libertad existe si existe el respeto, pero esto último suele fallar bastante.

Besos con chocolate

9:50 a. m.  
Anonymous Jelen dice...

besos con chocolate?
que tiernos estais la madre que o parió

12:48 p. m.  
Blogger Flu dice...

No pué ser... me has definido todo en lo que me da miedo convertirme... Y eso que muchas veces soy así...

Soy autoasustadora además de autochantajista?

Que de autos...

8:06 p. m.  
Blogger Nepomuk dice...

Lo primero en estos casos es tener la capacidad de mirarte a ti mismo. Y si ya has dado el primer paso... deberías dar un segundo y darte la vuelta como un calcetín.

9:19 p. m.  
Blogger Bereni-C dice...

Claro, papa pan, las pajas mentales y la autocompasión tienen grandes ventajas: empujan a tomar decisiones dándote una razón (patética, falsa, pero razón); justifican actos injustificables, reclaman atención y compañía (forzada, pero eficaz), etc. Por eso todos, en mayor o menos medida, las hemos hecho nuestras alguna vez. Claro que también hay quienes abusan de ellas que da gusto sin darse cuenta de cuánto pierden en realidad.

Una vez identificadas estas conductas, a trabajar para eliminarlas. Y, sobre todo, a quitarse la viga del ojo propio. Importante esto último.

10:20 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Yo me refiero a la dificultad que entraña el despojarse de una educación y de unas maneras, ya congénitas, ya adquiridas, que te hacen culpabilizarte en muchos casos y autochantajearte.

Esas improntas están grabadas a fuego y hay que asumirlas y convivir con ellas. Son cicatrices, parte de ti, el apartarlas radicalmente de tu vida suele resultar artificial, doloroso y la mayoría de las veces despersonalizador. Si no me gusta como soy, busco las facetas que tengo por descubrir, para ver si me satisfacen más e intento mejorar o curar las otras, pero nunca las negaré.

10:36 p. m.  
Blogger Wendyqueridaluzdemivida dice...

¿Curar?¿he oído curar? que estas hablando con una tirita pordiositosantohombrededios.

Mira, yo todos los días me repaso y veo que es lo que no me gusta y hago un PEQUEÑO esfuerzo.

No vale de "na", pero me siento mejor.

Lo que no puedes hacer, es reinventarte de repente...eso es doloroso.

Un beso...con churros.

1:06 a. m.  
Blogger papa pan dice...

Wendyqueridina ®, tú deberías venir con prospecto, porque aunque eres un bálsamo, sin contraindicaciones, sí tienes efectos secundarios y provocas adicción.

Besos con agua, azucarillo y aguardiente.

9:59 a. m.  
Anonymous lulamy dice...

Pues mira, como seguimos unos patrones de conducta y lo del autofustigamiento se lleva tanto, hagamos una cosa; cambiemos de actitud, porque de aptitudes estamos llenos.
Vnte al hampa, que allí el chantaje se cobra con pasta.
Beso

10:50 a. m.  
Blogger Wendyqueridaluzdemivida dice...

Tengo "defectos" secundarios!! XD

Que va hombre...si yo no digo nada que no sea evidente.
De todos modos, conviene tomarme con un protector gastrointestinal.
Y aquí paro que está sonando fatal.

Lulamy!! no me toques a Papa Pan ¿eh?

Un beso con los nardos "apoyaos" en la cadera.

4:02 p. m.  
Blogger Achab dice...

Pero en el autochantaje siempre ganas, es como la autopelea.

9:52 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Lulami, ¿Hampa queda bajando a la derecha, o todo recto y giro donde la castañera?

¡Oh cielos!, mi querida Wendyquerida, no me atrevo a entrar en tu blog, pues no me he tomado el omeprazol.

Señor, qué cruz de adicciones.

Si Achab, lo malo es que la cuenta corriente mucho movimiento, pero siempre el mismo saldo.

10:41 p. m.  
Blogger Fújur Dragón Blanco dice...

¿Y no te entran escalofrío y cierras los ojos muy fuerte cuando te haces chantaje? Ya sabes, aquella sensación de pasear los dientes por terciopelo, esa sensación de tierra trágame y si la tierra no puede que el mar se trague a la tierra, lo que sea pero yo abajo ya.

8:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home