08 enero 2006

Mi amiga, la retórica

Tengo una amiga, buena castellana, que me cuenta sus problemas.

R: - Bueno, pues verás, resulta que claro...

- Ya empezamos - Pienso para mí, mientras asiento con la cabeza.

R: - ... este tío, que además tiene un primo que hizo la carrera con...

Yo: - Si, claro.- ¿Qué tenía que hacer hoy?

R: - Bueno, pues eso. Y entonces...

Yo: - ¿Qué me dices? - Me he dejado el ordenador encendido...

R: - Y como tú comprenderás, yo no tengo por qué...

Yo: - Claro, claro - ¡andá!, esa cornisa está a punto de caerse...

R: -Pero entonces yo pienso y no estoy dispuesta a...

Si se cae, seguro que la monta buena...

R: - Bueno, y tú ¿qué opinas?

Y yo, que he perdido todo el hilo de lo que me cuenta desde hace media hora, me atrevo a darle un consejo, más bien genérico, que no le haga demasiado daño:

Yo:- Creo que a lo hecho, pecho, y que hay que tirar para adelante.

Cómo le explico que, como Susanita, yo soy amigo suyo, y no de sus problemas. O más bien, que pase lo que pase siempre va a contar conmigo.

Es algo más práctico: su necesidad = mi ayuda, sin tantas palabras. Pero claro, ¿quién se lo dice?



Breve paréntesis en los retratos. El anterior era el de Súcubo, acertó Gacela

14 Homo sapiens:

Blogger Kilian dice...

Jejeje, lo de perder el hilo de esa forma me pasa siempre siempre siempre en clase...:P
Bueno, chico, pues eso...no creo que sea tan dañino decirle lo que has planteado al final del post...si sabe que siempre puede contar contigo, no le hará daño...
O, si no, te sugiero: ¿por qué no le propones que se pase por aquí y se lea este post? Será como decírselo, ¿no?
Saludos...:)

6:58 p. m.  
Anonymous Eride dice...

Su necesidad es precisamente soltar y exponer el rollo. Dolencia muy común :)

En esos casos se plantea uno hasta qué punto hay amistad y, si el número que sale es alto, pues se acata la letra pequeña del contrato y se dedica a asentir y decir claroclaro.

Por cierto, encomiable que dediques esos momentos de recogimiento interior a labores ciudadanas de interés urbanístico.

8:23 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Kilian, es mi amiga. Lo escribo porque sé que no lo va a leer, a mí me hace gracia pero a lo mejor a ella no.


Eride, en esos momentos de recogimiento interior, como tú los llamas, yo podría estudiar ostrogodo clásico por la UNED.

Soy un gran escuchador, y no me importa escuchar, que sé que es lo que necesita. Llegará un día que yo esté con el piloto automático y ella necesite un consejo de verdad. Ahí me pillará, aunque realmente seguiré sin saber si lo que acontece se refiere a ella, a su vecina del 5º o a la protagonista de la última película que vió.

8:52 p. m.  
Blogger Gacela dice...

Juer... yo no me arriesgaría demasiado con esas conversaciones en piloto automático... que cuando necesite descargar sin más, le servirán, pero cuando necesite otra cosa... va a petar por algún lado, no?

(Ah... y acerté!! Yuju!!!)

11:02 p. m.  
Blogger Esther dice...

a mi me pasa a menudo, suelo volar mientras me hablan y claro... quedas como el culo.

11:38 a. m.  
Blogger Nepomuk dice...

Para estos casos existen los "respondedores automáticos". Son perfectos y manejan frases que abarcan desde el "¡increíble!" hasta el "tiene migas la cosa ¿eh?" pasando por el socorrido y cicatrizante "¿y qué se puede hacer?"

1:11 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Gacela, la salida es decir: anda se me ha perdido una lentilla y te tiras al suelo y la buscas como un poseso dirigiéndote a la puerta más cercana.

Esther, cuando vueles ten cuidado con las cornisas, algunas están fatal.

Nepomuk, ¿existen dichos aparatos con la voz de lord Vader?.

1:18 p. m.  
Blogger Súcubo dice...

reconozco que tambien me pasa muy amenudo, y es que cuando me cuentnl algo q no me interesa desconecto, sin querer eso si, y cuando vuelvo en mi y pienso, joer niña! presta atención coñññiiiooo!
y me pongo a echarme la bronca a mi misma... con lo cual sigo sin enterarme de nada XD
besos!!

1:33 p. m.  
Blogger reve dice...

Pues me ha dado penita tu amiga, eh? pobriña... Igual tú entiendes perfectamente que no tienes por qué escucharla y aún así ser un gran amigo... pero pobre, si ella necesita que alguien la escuche..

1:54 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Súcubo, sí, además entre regañina y regañina observas algo que te interesa y hala!, más desfase todavía.

Reve, que sí que la escucho, en lo esencial, lo que pasa es que intento saltarme la historia de la prima del cuñado de un amigo del dueño del rancho. Y hay veces que pillo el hilo y veces que no.

2:06 p. m.  
Blogger Cattz dice...

Pues yo ni siquiera lo hago a propósito, incluso cuando presto toda mi atención a una historia es posible que la olvide a los 2 minutos. Y que la recuerde 3 años después. Deberían investigar mis procesos de memoria XD

3:11 p. m.  
Blogger Súcubo dice...

perdona... que me decias?

6:54 p. m.  
Blogger papa pan dice...

Cattz, eso tuyo háztelo mirar, sobre todo si te ríes de un chiste de hace tres años.

Súcubo, no perdona tú, sigue sigue... si claro, claro, entiendo y ¿qué se puede hacer?...
(Esto ultimo dicho con el respondedor de Nepomuk marca ACME), wahahaahaa, lo siento, no he podido remediarlo...

10:08 p. m.  
Blogger Súcubo dice...

pues eso, que mi prima la del pueblo, la que esta casada con ese que tiene un mitsubishi Pajero, es q vaya nombre que le ponen los japos a los coches como el Nissan Moco ese que ya les vale, pues mi prima que ha bautizado a la niña que la verdad le ha salido fea, pero fea fea, y fijate que no nos ha invitado pero bueno que a mi me da igual porque yo no iba a ir blablablabla...

12:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home